2016: Un año con demasiadas pérdidas

en:
empty_stage_by_camillarojas-d4ggf83
Fotografía de Camilla Rojas

2016: Un año con demasiadas pérdidas

El 2016 ha sido sinónimo de muerte de grandes personajes. Quizá por esto, los chinos emplean la frase “¡que vivas en tiempos interesantes!” a modo de maldición o insulto. Según esta tradición cultural, un tiempo interesante no es sólo el que entretiene o fascina, sino también aquel que presenta eventos inesperados, desestabilizantes y hasta trágicos. Nosotros, habitantes de esta época, deberíamos habituarnos a vivir tiempos de tal matiz, pues acontecimientos recientes preludian momentos de fuerte incertidumbre: el aumento nacional de la inseguridad, la victoria del Brexit por motivos xenofóbicos, el rechazo a la amnistía en Colombia, la victoria de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos de América o el ascenso de Michel Temer a la presidencia de Brasil. Todas ellas son situaciones que mantienen en tensión a la comunidad mundial. Sin embargo, este año también fue padecido por muchos debido a las pérdidas de personajes célebres e icónicos. En rubros como las artes, la política, la literatura, las ciencias sociales, el cine o el deporte pudieron sentirse un cúmulo de fallecimientos que hicieron a este 2016 un tiempo interesante.

david-bowie
David Bowie

  Iniciemos por el ambiente musical. La noche del 10 de enero fue, para algunos melómanos, un momento amargo, pues la cuenta oficial de Twitter del compositor, modelo, actor y músico David Bowie anunció, en forma lacónica, su fallecimiento: el Camaleón del Rock murió, en forma discreta, víctima del cáncer. La importancia de tal personaje fue enorme, pues protagonizó muchos cambios importantes en la cultura popular a través de sus personajes y discos, entre los que resalta Space Oddity (1969), Hunky Dory (1971), The rise and fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars (1972), Aladdin Sane (1973), Let’s Dance (1983), Outside (1996) o Lodger (1979). Su música, altamente dúctil, acompañó a diversos movimientos como el glam rock, el pop ochentero, el krautrock o la música techno de los noventa. Además de ello, fue un apoyo indiscutible para músicos como Klaus Nomi, Iggy Pop o T. Rex, así como una influencia fundamental para una larga cantidad de artistas.

    Su importancia fue más allá de lo musical, pues, además de una presencia importante en la cultura cotidiana, tuvo en su curriculum una larga lista de participaciones en películas, obras de teatro y series televisivas tales como El Ansia (Scott, 1983), El hombre que cayó a la tierra (Roeg, 1976), Laberinto (Henson, 1986) o Merry Christmas Mr. Lawrence (Öshima, 1983). Sin embargo, desde 2004 sus apariciones fueron cada vez más esporádicas por lo que se especuló mucho respecto a su estado de salud. Su último disco, Blackstar (2016), constituyó una estética y enigmática despedida de quien fue protagonista nodal de la cultura.

ows_146129356119060
Prince

   No obstante, esta muerte no fue la única para el mundo de la música. Así, puede citarse el caso del compositor, multi-instrumentista y cantante Prince quien fue poseedor de una personalidad extravagante y enigmática que lo hizo una figura atractiva para el pop. Su virtuosismo le permitió realizar varios discos fundamentales de los ochenta y noventa como Purple Rain (1984), 1999 (1982), Sign o’ the times y Come o Dirty Mind (1987), que incorporaron elementos de funk, pop, soul, jazz y rhythm & blues, así como los sencillos “Nothing compares 2 U” (popularizado por Sinéad O’ Connor) o “Kiss” (interpretado por Tom Jones). Su enorme capacidad e independencia le permitió reinventarse en varias ocasiones, hasta el punto de cambiar su nombre por un signo impronunciable.

   Tal movimiento, más que sepultar su carrera, obligó a locutores, VJ’s o representantes a adaptarse a semejantes condiciones. Sin embargo, su carrera actoral no fue suficientemente reconocida, pues en 1986 fue merecedor de un Razzie por su participación en la película Under the Cherry Moon (Prince, 1986). A inicios de este milenio su vida dio un giro hacia el cristianismo y vegetarianismo que hicieron a Prince más sencillo y discreto. Debido a esa discreción, su muerte, ocurrida el 21 de abril, por un consumo excesivo de analgésicos tomó a varios por sorpresa. Ese día, según algunos críticos, se extinguió la vida de la última gran estrella del pop.

mi0001399964
George Michael

   Otra figura importante del pop británico falleció el 25 de diciembre: Georgios Kyriacos Panayiotou quien fue conocido con el nombre de George Michael. Este cantante formó en su juventud el dueto Wham! que, pese a su breve existencia (1981-1986), vendió más de 20 millones de discos y popularizó canciones como “Wake Me Up Before You Go Go” y “Careless Whisper”. A partir de 1987, Michael realizó una carrera como solista que produjo discos célebres como Faith (1987), Listen Without Prejudice (1990) y Older (1992). De su discografía se desprendieron sencillos como el polémico “I Want Your Sex”, “Freedom”, “Shoot the dog” y “Outside”, cuyo video ironiza su detención por parte de la policía de Los Ángeles. Tras reconocer públicamente su orientación homosexual, mantuvo una fuerte presencia en los medios que le hizo un sex symbol para hombres y mujeres. Fuerte crítico del moralismo puritano, jamás intentó negar su estilo de vida señalado como hedonista. Defensor de causas humanitarias y de derechos humanos, también fue enemigo del sistema político británico. Protagonista de algunos escándalos, este músico fue recordado por sus amigos como una persona creativa, encantadora y generosa.

iq53iwilnylaa2ys8aky
George Henry Martin junto a George Harrison

    La pérdida del llamado “quinto beatle”, George Henry Martin, fue otro golpe para los melómanos. Martin, además de ser el más importante ingeniero del cuarteto de Liverpool, apoyó a este grupo para lograr un contrato discográfico y saltar al estrellato. No obstante, su presencia en la música y la cultura rebasa su relación con los Beatles, pues también participó con una enorme cantidad de artistas como Sting, Jeff Beck, Ultrabox, Celine Dion, Bob Dylan y Elton John. De igual forma, fue compositor de diferentes piezas que lanzaba usando pseudónimos y un productor innovador, para su contexto, en el uso de tecnología. Por lo anterior, el 8 de marzo marcó un profundo hito para quienes realizan la importante, pero silente labor de la ingeniería de audio, producción y composición.

greg-lake
Greg Lake

    Los amantes del rock progresivo también sufrieron la pérdida de Greg Lake. Si bien la obra de Lake tiene diferentes facetas, es comúnmente recordado como bajista y vocalista de los discos In the court of the Crimson King (1969) y In the Wake of Poseidon (1970) de la banda icónica King Crimson, así como fundador de Emerson, Lake & Palmer (cabe señalar que el tecladista Keith Emerson se suicidó durante el presente año). Sus aportaciones consolidaron el estilo del rock progresivo que se distinguió por sus piezas largas, llenas de un emotivo virtuosismo y talento lírico e instrumental. Tras una agonía, motivada por padecer cáncer, Lake falleció el 7 de diciembre.

leonard_cohen_7251_620x413
Leonard Cohen

     Junto con Bowie, otra muerte altamente sufrida dentro del rock y el folk fue la de Leonard Cohen. Cohen fue un poeta canadiense que se incorporó al mundo de la música durante su tercera década de vida. Además de una capacidad sorprendente para la composición, el músico citado fue poseedor de una voz seductora y un estilo fuertemente emotivo. Autor de discos como I’m Your Man (1988), Songs of Leonard Cohen (1967), Ten New songs (2001) o Various Positions (1984), de los cuales pueden extraerse piezas con temáticas como las relaciones interpersonales, cuestiones de fe, aspectos sociales, tópicos históricos, preocupaciones existenciales y críticas políticas. Fuertemente influenciado por Federico García Lorca, su obra es un referente para entender el diálogo entre literatura y expresión musical.

    Más allá del respeto y admiración que durante su vida le rindieron figuras notables de la música, éste fue reconocido con La orden nacional de Quebec y el Premio Príncipe de Asturias en 2011 (cuyo dinero Cohen donó para formar una cátedra con su nombre). Sus últimos años fueron marcados por su conversión al budismo y un espíritu más calmado. La última obra de su discografía (2016) contiene la canción “You Want It Darker”, cuyo coro es interpretado como la aceptación de Cohen del ocaso de su vida.

12pauline1-popup
Pauline Oliveros

   Fuera de los ambientes populares, la muerte de Pauline Oliveros, en noviembre 24, fue representativa para los amantes de las vanguardias estéticas y especialmente del arte sonoro. La acordeonista y teórica estadounidense participó, resaltando su presencia fémina (como testimonia su ensayo de 1970, “And Don’t call Them ‘Lady’ Composers”), dentro de grupos de vanguardia aportando formas de experimentación como la “escucha profunda”. Sus aportes siguen siendo significativos para diferentes expresiones musicales y artísticas debido a la necesidad por replantear el diálogo entre lo humano, lo cotidiano y lo tecnológico.

sxxi_boulez06-593x340
Pierre Boulez

      El 5 de enero, el mundo padeció el fallecimiento del compositor Pierre Boulez. Este notable director de orquesta fue un músico y teórico de la escuela atonalista cercano a Karlheinz Stockhausen y György Ligeti. El estilo del francés se encontraba alejado del expresionismo y fuertemente cargado de aspectos intelectuales. Gracias a su extraordinaria capacidad teórica, también pudo realizar labores de investigación al frente del Institut de Recherche et Coordination Acoustique/Musique. Sus composiciones Le marteau sans mairtre (1955), Sonatine for flute and piano (1946) o Messagesquisse (1976) demuestran la calidad y capacidad extraordinaria de este personaje. Para algunos, su muerte acaba con el último de los grandes compositores del siglo XX.

steinberger-benoit-violier-suicide-876
Benoit Violier

     En otro rubro de actividades, la muerte mostró su voracidad llevándose a Benoit Violier; chef joven, pero de amplia experiencia que alcanzó su reputación gracias a su hábil manejo gastronómico con animales de caza. Esta joven promesa fue consagrada como el mejor chef del mundo (según La liste, dependiente del Ministerio de Relaciones exteriores francés, en 2015), además de haber sido poseedor de tres estrellas Michelin y nombrado en 2013 “Cocinero del año” por la guía Gault & Millau. Aparentemente orillado por una estafa millonaria, el francosuizo se suicidó el 31 de enero. Debido a que dicho personaje se encontraba en la plenitud de su carrera, semejante muerte causó conmoción al mundo de la gastronomía.

berta-caceres-asesinada-6-770x470
Berta Cáceres

    En otro continente, la activista Berta Cáceres fue asesinada en Honduras a sus 44 años. Cáceres fue una mujer indígena que ganó reconocimiento como defensora del ambiente y de las poblaciones originarias. Su activismo le atrajo simpatía de grupos de defensores de derechos humanos y líderes sociales, mismo que fue reconocido con el Premio medioambiental Goldman, durante el 2015. Gracias a su compromiso social Cáceres pudo organizar al pueblo lenca para detener la construcción de una presa hidroeléctrica en el río Gualcarque que respaldaban Sinohydro y Corporación financiera internacional, instituciones del gobierno chino y el Banco mundial respectivamente.

    Sin embargo, su activismo contra dicha situación, así como contra abusos de empresarios de los ramos madereros, mineros y personajes afines al gobierno también le generó desprecio de miembros de grupos en el poder. Por lo mismo, la hondureña fue detenida en 2009 (por lo que fue considerada una presa política), así como víctima de varias amenazas de muerte (por las que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos giró instrucciones de que se le brindara protección). La noche del 3 de marzo, Cáceres fue acribillada dentro de su hogar, en lo que, pese a la versión del informe policial, se cree que fue una ejecución planificada.

wajda
Andrzej Wajda
alan-rickman-435-1
Alan Rickman

      El cine también tuvo sus pérdidas, como la del director Andrzej Wajda y el actor Alan Rickman. El 14 de febrero, Rickman falleció debido a un cáncer de páncreas. Además de haber sido un destacado actor teatral, su rostro fue popularizado como el villano Hans Grueber en Duro de matar (McTiernan, 1988) y como el profesor Severus Snape en la saga de películas de Harry Potter.

      Sin embargo, su trascendencia supera la historia del joven mago, pues tuvo papeles destacados en series y películas tanto históricas como de época; tal sería el caso de Rasputín (Edel, 1996) y Robin Hood (Reynolds, 1991). Gracias a ellos, Rickman recibió los premios Emmy, Globos de Oro y de la BAFTA. Por otro lado, Polonia se vistió de negro por la muerte de Wajda, quien además de ser un renombrado director, fue un ejemplo de resistencia frente al autoritarismo comunista de ese país y un notable antibelicista. Entre sus obras pueden resaltarse largometrajes como Kanal (1955), La tierra de la gran promesa (1975), Cenizas y diamantes (1958), así como El hombre de hierro (1981), que dejan ver su estilo fuertemente impregnado por matices políticos. En reconocimiento a su trayectoria, le fueron otorgados galardones como un Óscar honorífico y un Oso de oro por el Festival de Berlín. La vida de este notable director concluyó el 9 de octubre en Varsovia, Polonia.

Carrie Fisher
Carrie Fisher

     Cuando parecía que este año fatal iba a concluir nos enteramos de la muerte de Carrie Fisher. Esta actriz de ascendencia rusa fue ampliamente reconocida como la Princesa Leia en la popular saga dirigida por George Lucas: La guerra de las galaxias (1977), El imperio contraataca (1980) y El retorno del Jedi (1983), así como en su prolongación de ésta en El despertar de la fuerza (Abrams, 2015). Semejante papel fue icónico dentro de su generación por ser una heroína atractiva en un momento donde los personajes de acción eran básicamente masculinos. Como otras estrellas juveniles, su pronto éxito le causó dificultades para conseguir papeles que igualaran la importancia y éxito de la trilogía de ciencia ficción. Debido a ello y a sus problemas personales, padeció de una adicción al alcohol, misma que enfrentó con firmeza e ironía a través de otra de sus facetas, la de escritora. En tal perspectiva pueden situarse los textos Postcards from the edge (1987) –que fue hecho película en 1990–, Surrender the pink (1990), Wishful drinking (2008) y The princess diarist (2016), que se encontraba publicitando. Tras convalecer por un infarto, Fisher se unió a la fuerza el 27 de diciembre.

Eliseo Subiela
Eliseo Subiela

     Finalmente, la muerte del argentino Eliseo Subiela, ocurrida en plena Navidad, desconcertó a los cinéfilos de Iberoamérica. Las películas de este director, guionista y docente centraron sus temas en asuntos tanto melodramáticos como existenciales, que presentó con una extraordinaria carga poética, mezclada con elementos fantásticos y, a menudo, una impresionante banda sonora. Algunos de sus títulos notables son Hombre mirando al sudeste (1986), No te mueras sin decirme a dónde vas (1995), El lado oscuro del corazón (1992) o No mires para abajo (2008). Debido a su obra, Subiela fue nombrado Chevalier des arts et des lettres en Francia y miembro honorario de la Academia de las Artes y las ciencias cinematográficas de España, así como becario de la fundación Guggenheim. Desde la tierra del tango y el mate se llora la muerte de este extraordinario cineasta.

garbriele-amorth
Gabriele Amorth

      La lucha contra los demonios también tuvo una mengua en sus filas, pues el 16 de septiembre murió el exorcista católico Gabriele Amorth. Este sacerdote fue famoso por sus declaraciones difundidas por internet, radio y televisión, así como una llamativa producción editorial que refiere a aspectos relacionados con su experiencia como exorcista. Ello puede apreciarse en sus libros Un esorcista racconta (1990) y Memorie di un esorcista (2010). Durante sus apariciones en los medios de comunicación, Amorth comúnmente advertía sobre la presencia cotidiana de lo demoniaco y las maneras que tiene la fe católica para evitarlo. Ello le llevó a mantener puntos de vista altamente conservadores con los que se mantenía crítico y hasta aversivo hacia fenómenos culturales actuales como la apertura sexual, el multiculturalismo, el yoga o los libros de Harry Potter. Con su deceso, la iglesia católica perdió a uno de sus grandes personajes —considerado, incluso por la grey de esta institución, como un representante del tradicionalismo arcaico; aunque otros defienden su importancia como la de quien advirtió sobre peligros metafísicos todavía presentes en nuestro mundo.

6360066716352752852116127788_ma
Muhammad Alí

     El deporte también lloró por un personaje fundamental: el pugilista Muhammad Alí. Cassius Marcelus Clay Jr., quien cambió su nombre tras convertirse al Islam, fue una de las notorias figuras del box gracias a sus movimientos dentro del ring que fueron famosos por su velocidad y heterodoxia. Ello le permitió conquistar una notable cantidad de victorias que lo llevaron ganar una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Roma, en 1960, así como conseguir el cetro de los pesos pesados del pugilismo en diferentes ocasiones y retirarse como una leyenda del box.

        Pese a esto, sus luchas más emblemáticas no concluyeron en el ring, pues fue la primera celebridad que se manifestó como objetor de conciencia contra la guerra de Vietnam (cuestión que le obligó a retirarse durante el fin de los años sesenta). Tras ello, Alí fue reconocido como un importante activista a favor de los derechos de los afroamericanos, así como un destacado luchador contra la discriminación hacia los musulmanes y a favor de causas humanitarias. Durante la campaña de Donald Trump rumbo a la presidencia Alí volvió a ser noticia al criticar las posiciones antiislámicas y xenófobas del entonces candidato republicano. Acompañado de la Verdad revelada que el ángel Gabriel dictara al profeta Muhammad, este boxeador dejó nuestro mundo el 3 junio.

Dario Fo
Dario Fo

      La muerte también cobró sus facturas en literatura internacional, llevándose a los premios nobeles Dario Fo e Imre Kertész, asi como al impresionante Michel Tournier; tres grandes críticos de las formas institucionales y sedimentadas del poder. Así, el 13 de octubre, el mundo perdió a un tábano que desde las letras atosigó a quienes detentaron despóticamente el poder económico, político o clerical: el italiano Fo. Su obra oscila entre la narrativa y el teatro donde se recuerdan piezas como Muerte accidental de un anarquista (1970) o Aquí no paga nadie (1974). Dicho autor fue víctima de una fuerte censura por parte de los medios y hasta objeto de atentados durante la década de los años setenta. Pese a ello, fue reconocido con el premio Nobel en 1997.

Imre Kertész
tournier_michel_l
Michel Tournier

     Kertész fue un escritor y traductor húngaro fallecido el 31 de marzo. Tras haber sobrevivido a los campos de concentración, vivió como periodista independiente y traductor de autores como Sigmund Freud, Friederich Nietzsche, Ludwig Wittgenstein o Elias Canetti. Su obra, de entre las que resaltan las novelas Sin destino (1975) y Kaddish por el hijo no nacido (1990), es un testimonio elegante y crudo de la destrucción social y cultural derivada de los regímenes totalitarios de la guerra y pos guerra. Debido a su destacada producción, le fue entregado el premio Nobel de literatura en 2002.

   Por su parte, el francés Michel Tournier fue una figura singular para las letras. Gracias a sus estudios en filosofía tuvo cercanía con los personajes más relevantes del pensamiento francés de la época, como Gaston Bachelard, Claude Levi-Strauss, Giles Deleuze o Pierre Boulez, que dejaron huella en su creación literaria. De entre su brillante obra pueden mencionarse Viernes o los limbos del Pacífico (1967), Gaspar, Melchor y Baltazar (1980) y el Rey de los alisos (1970), textos que, pese a la opinión de sus seguidores, no lograron conseguirle un premio Nobel. El 18 de enero, Tournier se reunió en las constelaciones de los grandes literatos fallecidos que, a partir del presente año, tiene tres estrellas más.

    En el mundo intelectual pueden citarse las despedidas al semiólogo Umberto Eco, el filósofo Hilary Putnam y la geógrafa Doreen Massey.

   Esta última fue una de las más importantes teóricas sobre la geografía que puso en cuestión la relación entre espacio y poder desde una perspectiva marxista (lo que la hace una heredera del pensamiento de Henri Lefevbre), como se aprecia en su obra For space (2005). Sus estudios en campos como la globalización, desarrollos regionales desiguales, el estudio de las ciudades y geografía económica fueron claves para comprender el pensamiento actual, de tal manera que sus aportaciones abonan hacia considerar un “giro espacial” en diferentes disciplinas. Además, fue una inspiradora para las reformas territoriales en países como Venezuela e Inglaterra.

Massey
Doreen Massey
putnam-obit-facebookjumbo
HIlary Putnam

    Respecto a Putnam puede apuntarse que se trató de uno de los más lúcidos exponentes de la filosofía analítica cuyas aportaciones al estudio de las matemáticas, la mente y el lenguaje fueron invaluables. El pensamiento del teórico estadounidense tuvo una notoria influencia en campos como la informática o la comprensión de la mente que se desarrolla en aspectos epistemológicos, semánticos y de filosofía de la ciencia. Su muerte, acontecida el 13 de marzo, deja un valioso legado para el pensamiento que puede apreciarse en textos como Mente, lenguaje y realidad (1975) Las mil caras del realismo (1987) o Naturalism, realism and normativity (2016).  

Umberto Eco
Umberto Eco

 

    De entre esta lista de intelectuales fallecidos, el caso del italiano Umberto Eco es el más notorio, pues su obra trascendió las disciplinas semióticas, lingüísticas y filosóficas, que fraguó con enorme intensidad en estudios sobre la cultura pop, la obra de arte contemporánea, expresiones de la religiosidad y estudios históricos sobre la belleza. A la par, su obra se amplió hasta los campos literarios donde escribió obras notables como El péndulo de Foucault (1988) o El nombre de la rosa (1980), novela de misterio contextualizada en una abadía medieval y popularizada por una película protagonizada por Sean Connery (Annaud, 1986). Su obra trascendió las torres de marfil y los cubículos universitarios para alojarse entre las masas, por ello su fallecimiento fue recibido con estupor en grandes círculos sociales.

Fidel Castro
Fidel Castro

   Finalmente, este año también dio la ocasión para despedirnos del último gran protagonista del siglo pasado: Fidel Castro. El comandante Castro fue un personaje del que se ha escrito demasiado: revolucionario, comunista, líder corrupto, opositor al sistema capitalista, brutal dictador, ejemplo paradigmático de la resistencia social centroamericana, marxista arcaico, figura de importancia mundial. Ángel o demonio. Dicho personaje es reconocido como uno de los más polémicos personajes de la política internacional quien mantuvo a Cuba siendo una trinchera del “socialismo real”, así como el mayor baluarte de resistencia frente al capitalismo yankee.

    Fue conductor de la revolución cubana desde 1958 hasta la caída de Fulgencio Batista en 1959; año en que comienza una permanencia en el poder llena de claroscuros. Su gobierno estuvo caracterizado por un fuerte liderazgo político que muchos consideraron totalitario y con nula preocupación con los derechos humanos. Sin embargo, su manejo económico permitió a Cuba ostentar niveles admirables en rubros como alimentación, educación y salud pese a las condiciones paupérrimas derivadas del embargo que vive la isla desde 1960. Amigo de Gabriel García Márquez, Ernesto “Che” Guevara y Camilo Cienfuegos; Castro ostentó el título de Secretario del Partido Comunista de Cuba y de Doctor en derecho. Igualmente fue autor de libros como La historia me absolverá (1964), La razón es nuestra (1994), La educación constituye nuestro escudo invencible (2005), La victoria estratégica (2010) o Por el camino correcto (1987). Fue un hábil orador y retor que puso contra las cuerdas a figuras de la derecha política (como lo hiciera con Vicente Fox), mientras se congratulaba de su cercanía con personajes de la resistencia económica internacional. Este último gran personaje de la política internacional falleció bajo una estela de dudas e incertidumbre el 25 de noviembre. Con su muerte, pareciera que el largo siglo XX (parafraseando a Eric Hobsbwan) por fin ha concluido.

   Las muertes acontecidas en 2016 dejan un sensación amarga para muchos. Este pequeño recuento muestra a personajes de talla internacional que formaron parte de la Historia y de nuestra historia desde sus respectivos horizontes. En correspondencia, su pérdida ha sido ampliamente lamentada. Y aunque muchos de esos personajes fueron relativamente lejanos a nosotros, tuvieron una enorme relevancia a nivel mundial y fueron claros referentes para amplios sectores de la sociedad. Por ello, parece fácil señalar, como lo hizo Madona o la cuenta de Twitter de Duran Duran, a 2016 como un año devastador y triste.

—Jonathan Juárez Melgoza

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Ir a: Más leidas